sábado, 27 de diciembre de 2014

trolls en tu blog, que hacer

aportar blog bloggers comunity manager consejos dudas inseguridad objetivo post que hacer redes sociales TECNOLOGIA trolls valor
Los trolls en un blog son exasperantes cuando te topas por primera vez con ellos y no estás “preparado”. Suelen generan muchas dudas e inseguridad sobre cuál es la mejor manera de reaccionar ante este tipo de cosas. Incluso a algunos bloggers les llegan a generar un cierto miedo, totalmente injustificado, por cierto, como irás viendo a lo largo de este post.
Así que hoy quiero aprovechar para compartir contigo unas reflexiones que comenté como parte de mi ponencia en el #bundievento en el que tuve la suerte de participar hace unas semanas y que tratan de mi visión personal de cómo enfocar este tema peliagudo (que, por cierto, coincide con la de muchos otros bloggers que muchos tenemos como referencia) que aplico en el blog y, sobre todo, paraayudarte a no comerte la cabeza cuando tengas que sufrir uno de estos sujetos.
trolls-en-tu-blog-que-hacer

¿Cómo sabes que tienes un troll en tu blog?

Todos intuimos lo que es un troll, pero en la práctica muchas veces no resulta tan obvio decidir cuándo te estás encontrando un troll “genuino” porque no es simplemente alguien que deje un comentario crítico.
A mi juicio, algunas de las características más típicas de un troll que puedes tomar como orientación para determinar si tienes un “caso de troll” entre tus comentarios son las siguientes (eso sí, no se suelen dar siempre todas juntas):
  • Actúa con mala fe
  • No soporta que a los demás les vaya bien, tiene un ansia  de “demostrar” que no es merecido (de ahí, que es frecuente que ataquen en temas que reportan beneficios al autor económicos como los enlaces de afiliado)
  • Su objetivo no es aportar valor con una crítica constructiva, ni debatir, sino llamar la atención sin más (incluso, aunque él mismo no sea consciente de ello). Le gusta tener una audiencia grande para poner a parir al autor. Por eso, cuanta más visibilidad tenga el blog que ataca, mejor para él. Tiene que ver mucho con el punto anterior
  • No suele controlar demasiado bien sus emociones
  • Muestra ya en su primer comentario una postura de falta de educación y respeto total
  • No dará su brazo a torcer, tiene que demostrar que la única visión correcta es la suya
  • Es terco como una mula, es capaz de luchar por su causa perdida respondiéndote 50 veces con tal de seguir dando la brasa cuando con semejante dedicación podría haber hecho cosas mucho más provechas en su propio beneficio
  • Es cobarde, no suele tener el valor de decirte las mismas cosas si estuviese cara a cara contigo
  • En definitiva, es idiota
Pero ojouna actitud crítica no hace de un comentarista un troll, por muy crítica que sea. Es más, es algo muy positivo, una oportunidad para mejorar. Lo que hace de un troll un troll son cosas como las de la lista anterior.
Desde luego, mi recomendación es que estas críticas respetuosas y bienintencionadas no las borres nunca, sería traicionar tu comunidad. Aprende aaceptarlas y a canalizarlas positivamente como desarrollo personal y de tu blog. Es más, tener la humildad (imprescindible en mi opinión) de corregir tu postura no hace más que fortalecerte y consolidar tu marca personal.
Mi experiencia es que estas situaciones muchas veces acaban incluso con una suma positiva, mejor que si no hubiese existido nunca el comentario crítico.
Un ejemplo de comentario algo duro que se podría identificar en principio como comentario de troll podría ser éste, por ejemplo.
Pero si te fijas, aunque sea duro en algunas expresiones (a lo cual no le veo nada malo), mantiene el respeto y la educación. Creo que se ve que no es la intención meter ruido en el blog, simplemente es alguien que muestra una postura contraria a la mía y que habla sin pelos en la lengua y que, además, tiene su buena parte de razón.
Luego, en sus sucesivos comentarios se confirma que esto efectivamente es así.

Tipos de trolls

Hay muchos tipos de trolls, los más característicos que se me vienen a la cabeza serían estos:

El “amargao”

Es el perfil de troll que lleva mal que a otras personas les vaya bien en algo, se fija en gente con una visibilidad destacada por lo cual los blogs con mucha visibilidad son uno de sus principales objetivos.
Suele ser gente infelizamargada por su situación personal, por no ver cumplidos deseos importantes en su vida que desean en uno o varios aspectos y llevan mal que a otros les vaya bien. En vez de inspirarse en el éxito de otras personas para aprender y progresar, lo canalizan de manera negativa volcando su frustración contra gente que ha logrado sus metas intentando desacreditarlos para “demostrar” que, en realidad, no se lo merecen y así no tener que enfrentarse a su responsabilidad en sus propios fracasos.

El “listillo”

Éste suele ser gente muy intolerante, muchas veces gente con un conocimiento técnico profundo (o a veces eso creen) en uno o varios temas concretos, pero con una mentalidad de “Talibán” que les lleva a posturas radicales e irracionalescuando se toca algún tema de los suyos de una manera que no encaje con sus dogmas, lo cual los convierte en gente intratable.
Se suelen fijar en dos o tres facetas técnicas concretas en las que se creen los mega-cracks para ponerte a caldo por lo que hayas podido decir al respecto si no coincide con su visión o si no has explicado el tema con un rigor exquisito.
No suelen comprender hechos como que a veces hay que explicar las cosas con palabras sencillas y simplificarlas para que la gente no experta las pueda entender.

El “competidor” que te quiere desacreditar

Este es el perfil más “cutre” a mi modo de ver.
Este tipo de gente suelen ser típicamente gente que te identifican como competencia en algo e intentan desacreditarte. Un ejemplo típico son autores de sitios de nicho que no consiguen posicionarse como les gustaría en un nicho en el que tú estás bien posicionado (sin que tu web esté dirigida necesariamente a ese nicho).
No tienen suficiente seso y/o capacidad de trabajo para intentar hacer las cosas mejor que tú y optan por ponerte a parir.

Un ejemplo real

En mi caso, por ejemplo, uno de los dos casos que he identificado hasta ahora como genuinos trolls, ha sido en un post que explica lo que es exactamente un hosting y hace varias recomendaciones al respecto.
Aparte de Webempresa, nuestra recomendación principal, recomendamos, entre otras, también como opción “super-low cost” a Hostgator puesto que es un hosting de precios de gama baja con una relación calidad/precio francamente buena, una opción muy razonable si quieres apurar precios al máximo, pero tener un hosting decente.
Recibí este comentario que conservé precisamente en vista de hacer un post como el de hoy:
Hostgator es un proveedor malo puesto que es para la gente que empieza y no tiene dns externas importantísimo si buscas disponibilidad, las versiones de apache están desactualizadas etc. y los logs están en la misma máquina cosa que una empresa sería tiene máquinas para el rsyslog…”
“…creo que todavía te falta mucho por aprender….”
“…menos lobos caperucita…”
Para poner el tema un poco bajo perspectiva, comentar que, el comentario, en el fondo, no deja de tener cierta razón:
Efectivamente, sería ideal tener ya con el propio servicio DNS externo. Pero también es cierto que, si lo quieres así, se pueden configurar sin ningún problema con Hostgator en cuestión de pocos minutos, hay incluso servicios gratuitos como el de Google que aportan esa mayor disponibilidad.
Las versiones del servidor web Apache son de la rama 2.2.X, justo la versión anterior a la última en este momento que es la rama 2.4.X. Por motivos varios, es práctica común no usar las últimas versiones, sobre todo, por estabilidad (compatibilidad con otro software), sino usar en producción versiones razonablemente recientes, pero muy estables. En este caso no suponen ningún tipo de limitación o inconveniente para el tipo de usuario al que se dirige el servicio de Hostgator porque las prestaciones de Apache 2.2.X van sobradas para las necesidades del 99,99% de los usuarios.
Podría seguir, pero creo que ya entiendes por dónde voy…
Pero es que, además, no olvidemos que esto es un servicio que empieza en 3€/mesy no tiene sentido juzgarlo con una perspectiva de servicio premium con pijadas como el tema de los DNS porque no es tipo de servicio que se está ofreciendo. Por tanto, el comentario está tan fuera de contexto como fuera de lugar. Aquí nadie pretende vender un BMW, aquí se pretende ofrecer un Dacia que sirve estupendamente para desplazarse del punto A al punto B con un confort y velocidad muy razonables para su precio, así que no lo compares con un BMW.
Y si la crítica en sí podría ser aceptable como tal (es decir, apuntando algunas “debilidades” del servicio), lo que resuelve definitivamente cualquier duda para decidir sí se trata de un troll o no, son las formas

¿Qué actitud puedes adoptar?

Bueno, para empezar, por supuesto la que te venga en gana, faltaría más :) Este post no deja de ser una visión muy subjetiva y como muestra tienes aquí un post de Carlos Bravo que defiende una postura totalmente contraria a la mía:
Ahora bien, mi visión personal del tema es la siguiente:
La reflexión básica que te propongo es ésta:
“¿En qué medida se merece un personaje así tu tiempo?“
No te cuento nada nuevo diciendo que un blog lleva mucho trabajo, por tanto, tu tiempo es un bien muy escaso y extremadamente valioso, mucho más aún si pensamos que la gran mayoría de los autores saca el tiempo para el blog de donde no lo hay. Precisamente cuando tienes algo de éxito y empieza a haber comentarios, con el trabajo adicional que generan, las cosas se complican seriamente si quieres cuidar un poco tu comunidad.
Personalmente me encuentro en ese momento: sólo entre gente que contacta vía el formulario de contacto para consultas, etc. y comentarios del blog me toca responder a +20-30 personas cada día. Atender a la comunidad sigue siendo una prioridad, pero también es cierto que estoy llegando a un momento muy problemático con esto por el tiempo que consume.
Por otra parte, un blog es normalmente un sitio que ofrece contenido gratis sin pedir nada a cambio. Visto el esfuerzo que requiere, ya sólo por eso estás en tuderecho de exigir un mínimo de educación y respeto. Creo que son unos mínimos muy razonables. Así que a la luz de la falta de tiempo que sufrimos todos, definitivamente un troll no se merece ni un solo segundo de tu tiempo. Los dos segundos que tardas en borrar su comentario ya son dos segundos de más.
Así que personalmente, mi actitud con lo anterior es bastante simple: si identifico un genuino troll, tardo un segundo en borrar el comentario y según lo ofensivo que sea, en bloquear su IP. Esto se puede hacer muy fácil con muchos plugins de seguridad como, por ejemplo, Wordfence  Security que es el que usa este blog, aunque si quieres esto se puede llevar aún más lejos.
Puede parecer un poco radical, pero sinceramente: ¿necesitas este tipo de gente en tu comunidad? Es más, no les puede considerar parte de la comunidad. Están muy libres de irse a otros sitios si éste no les gusta. ¿Para qué van a seguir visitan el tuyo si les parece una porquería?
Yo estoy muy satisfecho de disfrutar de la comunidad que tengo y del ambiente que en ella, y desde luego no pienso permitir que la experiencia se enturbie con este tipo de elementos que no hacen nada más que molestar a todo el mundo.

¿Y si no estás seguro de que sea un troll?

El problema que hay realmente en todo esto es que se dan muchas situaciones que están en el límite y en las cuáles no es obvio si se trata de un troll o no.
¿Qué hacer?
En este caso, le daría una oportunidad o dos al comentarista, pero no más, para limitar así la pérdida de tiempo porque si caes en la trampa de haberles dado demasiada cancha, habrás perdido mucho tiempo.

Conclusiones y reflexiones finales

Cuando aparece por primera vez un troll en tu blog suele ser algo que preocupa mucho. Esto es así porque no estamos acostumbrados a recibir ese trato en la vida real y eso hace lógico que pueda impactar más de la cuenta.
Además, ya de por sí, todo el mundo tendemos a dejarnos impactar mucho más por la crítica que por los ánimos. Puedes tener 100 comentarios muy positivos en un post, basta con uno negativo para acapare prácticamente toda tu atención, incluso te afecte negativamente y desvíes la atención de los positivos, incluso aunque sean mucho más relevantes.
Es un gran error porque ni puedes gustar a todo el mundo, ni todo el mundo se compone de gente razonable. Mi experiencia es que el 99,99% de los lectores son gente muy razonable, buena gente en definitiva. Pero hay un 0,01% que es lo que podríamos llamar “otra cosa”. Contra eso no puedes luchar, así que mejor ni perder tiempo en intentarlo.
Por tanto, el tema troll es tan simple como asumir que este tipo de personajes existen, aprender a gestionarlos y hacerles el caso que se merecen que es cero. Una vez asumida esa situación, te puedo asegurar que la preocupación que te generarán los trolls será inexistente.
Por otra parte, es muy sano asumir la crítica constructiva como algo normal y positivo. Interiorízalo así. Si la crítica es constructiva, será de agradecer, admitirla te hará crecer. Si no lo es, sino simplemente un troll que quiere dar por saco, no pierdas ni un minuto con él, tu tiempo y el de tu comunidad es demasiado valioso como para caer en este error.
TOMADO DE : FUENTE 
POR  Berto López @c2cero 
--
--
Si te gustan nuestras actualizaciones no
olvides compartirlas y comentarlas
Siguemos
https://www.facebook.com/revistawhatsuponlinehttps://twitter.com/revistawhatsuphttp://www.linkedin.com/in/revistawhatsuphttps://www.vizify.com/sarah-lee-revista-what-s-up-virtualhttp://www.youtube.com/SarahLeePrensahttp://instagram.com/revistawhatsuphttp://revistawhatsup.tumblr.com/

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Tecnología, Redes Sociales - Whats up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE